Imprimir esta página

Vuelta al Táchira en deuda con la UCI

  • Por  La Nación
  • Publicado en Ruta
  • Valora este artículo
    (0 votos)
Vuelta al Táchira en deuda con la UCI
23 May
2018

La Vuelta al Táchira en Bicicleta, desde su nacimiento, hace más de medio siglo, sigue sin ser un evento que tenga una solvencia económica de acuerdo con sus pergaminos, aún se busca esa “varita mágica” que de una vez por todas consiga el autofinanciamiento de la carrera, al igual que otras en su tipo en el mundo.

William Rodríguez, quien se estrenó como presidente de la Asociación Tachirense de Ciclismo a mediados del año 2017 y debutó en la organización del giro ciclístico el pasado mes de enero, independientemente de su protagonismo dentro del magno evento desde hace más de 25 años, es optimista pese a los negros nubarrones que se avecinan.

Los emolumentos acarreados por la celebración de la edición 2018 prácticamente ya han sido cancelados por el Ministerio del Deporte, restando apenas “gastos pequeños”, según declaración del propio dirigente a Diario La Nación.

—Montar una competencia de la categoría del Giro Andino -acotó el directivo- no es tarea fácil, menos a estas alturas que la situación país no es la mejor. Hay que tener mucho guáramo, más bien coraje, conociendo que al contrario de otras vueltas a nivel continental y mundial, desde su nacimiento, la organización corre con los gastos de pasajes aéreos, hospedaje y comida de buena parte de la caravana, sobre todo la de pedalistas, cuerpos técnicos y delegados.

En deuda con la UCI

Existe una deuda en euros ante la Unión Ciclista Internacional, ente rector del pedalismo en el mundo, en cuanto a la inscripción de la competencia, trámite al cual ya está abocado el Ministerio del Deporte, según declaración del mandamás de la ATC.

No pagar a tiempo la inscripción de la carrera traería como resultado el no poder partir el próximo mes de enero, “que esperamos no se llegue a esos extremos”, apostilló Rodríguez. Por el contrario, ya la directiva en pleno ha estado en permanente contacto con el ministro Pedro Infante para que se haga realidad esta premisa en los próximos días, soltó.

Con miras a la edición del próximo año, quienes están al frente de Asociclismo ya comenzaron a sacar sus propias conclusiones, son claros en el sentido de que la crisis que atraviesa el país, es apenas lógico que también afecta al deporte, de allí que no es nada sencillo buscar los recursos para que haya la solvencia necesaria en cuanto a la parte cualitativa y cuantitativa de la caravana multicolor.

Como ha sido norma en los últimos años, la simbiosis que existe entre la Asociación Tachirense de Ciclismo y el Ministerio del Deporte, referente a la parte económica de la Vuelta al Táchira en Bicicleta, William Rodríguez espera que esta alianza se mantenga, independientemente la ATC busque otros recursos a través de la empresa privada.

No se imagina el directivo “Atecista” hasta dónde se pueden elevar los costos para montar el Giro Andino de 2019, producto de la situación país, que obliga a buscar vertientes de cara a que la justa del pedal continúe brillando en el contexto nacional e internacional.