Imprimir esta página

Geraint Thomas, el ganador más inesperado del Tour de Francia

  • Por  www.20minutos.es
  • Publicado en Ruta
  • Valora este artículo
    (0 votos)
Geraint Thomas, el ganador más inesperado del Tour de Francia
29 Jul
2018

Geraint Thomas es uno de los ganadores más inesperados que se recuerdan en el Tour de Francia, si no el que más. Si alguien hubiera querido apostar por el ciclista galés hace tres semanas, cuando la carrera partió de Noirmoutier-en-l'Île, lo habría tenido complicado para encontrar su nombre. Entre los favoritos para destronar a Chris Froome, cuatro veces ganador en los últimos cinco años, figuraban Bardet, Porte, Quintana, Landa, Dumoulin, Roglic, Nibali... Nadie contaba con que uno de los escuderos del propio Froome en el Sky pudiera llegar de amarillo a los Campos Elíseos.

Thomas demostró ser el más fuerte desde la segunda etapa de montaña, con final en La Rosière. Allí se impuso en meta y se vistió de amarillo. Al día siguiente dejó claro que iba en serio y repitió triunfo, nada menos que en Alpe d’Huez. En los Pirineos, mientras Froome daba muestras de flaqueza, Thomas demostró que nadie tenía más piernas que él.

Thomas es la última exhibición de fuerza del equipo Sky, que ha ganado seis de los siete últimos Tours con tres corredores distintos: Bradley Wiggins (2012), Froome (2013, 2015, 2016 y 2017) y ahora él.

Un ‘pistard’ en París

A sus 32 años, cuenta con un imponente palmarés en pista con Gran Bretaña. Tiene dos medallas de oro olímpicas en persecución por equipos (Pekín 2008 y Londres 2012), tres de oro y una de plata en mundiales en la misma modalidad y una plata más en Madison. No es precisamente el perfil de un ganador del Tour de Francia coronado en algunas de sus cimas más míticas. Para comprobar la magnitud de la sorpresa basta echar un vistazo a su ficha en carretera. Thomas jamás había visto ni de lejos el podio de una gran vuelta. En ocho participaciones en el Tour, nunca había pasado de la decimoquinta plaza, que logró en 2015 y 2016. En 2014 fue 22º y un año antes, 140º. En el Giro de Italia ha sido 118º (2008) y 80º (2012).

La temporada pasada abandonó en las dos, Giro y Tour, aunque ganó la primera etapa, contra el reloj en Düsseldorf, lo que permitió ser el primer líder. Este año, de forma inopinada, será el último.