Imprimir esta página

Beneficios del ciclismo, ¿por qué empezar en este deporte?

Si eres como yo, que te quieres mantener en forma o bajar algunos kilitos de más pero el gimnasio te aburre o no te gusta estar encerrado, definitivamente el ciclismo es la opción ideal para ti. A mí me cambió por completo la forma de ver el ejercicio y la vida misma. Solo hace falta un poco de motivación y, si ya no sabes de dónde obtenerla, quizás estas afirmaciones poderosas para obtener la motivación en Gananci puedan ayudarte.

            El ciclismo es una sensación verdaderamente indescriptible, solo es conocedor de ello aquel que tiene el privilegio de vivirlo. El viento en tu cara, tus alrededores, la sensación de bienestar contigo mismo… Es una especie de terapia; particularmente disfruto mucho más hacerlo cuando tengo estrés o algunos problemas, pues inmediatamente los ahuyenta y me hace sentir una paz increíble, debido a la liberación de endorfinas. De hecho, está recomendado para las personas que sufren de depresión o ansiedad.

            No solo eso, sino que es un medio de transporte súper ecológico. Míralo así: al utilizar bicicleta en lugar de un auto para ir al trabajo, estarías contaminando el ambiente mucho menos, no gastas nada de dinero en gasolina y además te estás ejercitando y llenando de todas las bondades que el ciclismo tiene para ofrecerte, como los siguientes:

  1. Ayuda a perder grasa y a bajar de peso

            El ciclismo, por ser un ejercicio cardiovascular, pone en movimiento los músculos mayores del cuerpo, lo cual causa una gran pérdida de calorías y una oxigenación óptima. También es ideal para las personas con sobrepeso puesto que, ya que el mayor peso del cuerpo recae en el asiento, es bastante cómo para empezar a ejercitarse.

            También es de gran ayuda para aumentar el ritmo metabólico y desarrollar los músculos no solo de las piernas sino del cuerpo entero, debido a las distintas fases del pedaleo. Todo el proceso pone en movimiento tanto los músculos inferiores, como los de los brazos, la cadera, el abdomen y la espalda. ¡Es un ejercicio completo!

  1. Reduce el riesgo de sufrir diabetes y cáncer

            Algunos estudios aseveran que el ejercicio del ciclismo regularmente disminuye la probabilidad de sufrir cáncer de colón, próstata, páncreas y de mama. No solo eso, sino que ayuda también a reducir en un 40% la posibilidad de padecer de diabetes tipo 2 con el hábito diario de montar en bicicleta por solo 30 minutos. Parece un pequeño precio a pagar por tan enorme beneficio.

  1. Fortifica la función cardíaca

            Este deporte estimula y mejora nuestro corazón, el sistema respiratorio y la circulación, reduciendo de manera notable el peligro de padecer enfermedades cardiovasculares. Puede incluso llegar a disminuir las probabilidades de un ataque al corazón a la mitad.  También, como ya lo he mencionado antes, manejar bicicleta regularmente disminuye los niveles de grasa en el torrente sanguíneo.

  1. Estimula la circulación

            Cuando hacemos algún ejercicio o deporte, el organismo envía mayor cantidad de sangre a las partes que están haciendo el esfuerzo físico, de tal manera que hace que la sangre circule de mejor forma por todo nuestro cuerpo.

  1. Potencia el sistema inmunológico

            Al pedalear cuando estás manejando bicicleta multiplicas los fagocitos y empiezan a activarse atacando así a las bacterias protegiéndote de posibles enfermedades infecciosas. Cuando practicas ciclismo segregas sustancias químicas que producen sensación de bienestar y mejoran tu estado de ánimo. Además, los fagocitos  se multiplican y se movilizan, aniquilando las bacterias y las células cancerígenas. Precisamente montar en bicicleta es recomendado a enfermos como terapia para combatir la enfermedad. También se puede hacer para prevenir enfermedades como éstas y todas las infecciosas.

  1. Simplemente, mejora tu salud

            Según una investigación del Centro de Salud de la Universidad Alemana del Deporte (DSHS), "las personas que sufren las típicas molestias de dolor de espalda, sobrepeso y otras enfermedades cardiovasculares, podrían gozar de muchos años de buena salud, si se decidieran a usar más la bicicleta," comenta el Dr. Ingo Froböse, autor del estudio.

            Como ves, definitivamente razones sobran para empezar a pedalear un poco en tu ciudad, con tus amigos o tu mascota y poner en movimiento todo tu esqueleto. Ponte de propósito empezar en el ciclismo como meta a corto plazo. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!