Las caídas han tenido el protagonismo Destacado

Cuando la edición 104 del Tour llega a su ecuador, el primer balance que se puede sacar de la competencia es que las caídas han tenido un papel protagónico sacando de la carrera a serios aspirantes a luchar por la clasificación general

Alejandro Valverde, Ion Izaguirre, Geraint Thomas y Richie Porte debieron decirle adiós a la de forma prematura a la carrera. Y aunque ninguno de ellos estuvo por encima del líder Froome en la general, éste no ha necesitado brillar para estar vestido de amarillo.

Fabio Aru y Romain Bardet se vislumbran como los rivales más fuertes del británico, el italiano ya ganó una atepa, mientras que el francés se ha visto sólido y por algo se mantienen a menos de un minuto de un Froome, que perdió a un lugarteniente de peso como Thomas, pero el Sky aún sin el ganador de la crono del primer día se ve sólido, no aplastante, pero tampoco ha necesitado triturar.

Por otra parte uno que no estaba en las quinielas iniciales, Rigoberto Urán, ha vuelto a mostrar esa cara que lo llevó a ser dos veces subcampeón del Giro de Italia. Ayer se impuso en una etapa con siete premios de montaña y con el cambio trasero averiado, tuvo que jugarse la última parte de la etapa con el “once” puesto. Solo un piñon y el más pequeño, para quitarse el sombrero.

Lo de Urán es una buena noticia para latinoamérica, luego de que Nairo Quintana definitivamente no mostrará su mejor cara. El líder del Movistar no se ha recuperado del esfuerzo del Giro y posiblemente centre sus intereses en otra cosa que no sea la general del Tour. En peor situación quedó Alberto Contador luego de ceder más de cuatro minutos ante Urán el día de ayer.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad

Contacto

Carta al editor

banner-galeria