7 grandes innovaciones para el ciclismo

7 grandes innovaciones para el ciclismo
05 Sep
2017

Desde luces de tráfico inteligentes hasta pagarles a las personas por andar en bicicleta, estas son las innovaciones que prometen cambiar al ciclismo para siempre.

Las bicicletas compartidas como tendencia han avanzado mucho en los últimos años. Probablemente, muy pronto, estaremos viendo una explosión a nivel mundial de los sistemas de bicicletas compartidas “libres” que ya son tan famosos en ciudades chinas como Shanghái y Cantón.

La idea es que no tienes que devolver la bicicleta a un determinado lugar, sino que la puedes dejar en cualquier parte (y que la ciudad esta los suficientemente saturada con estas bicicletas para que siempre sean fáciles de encontrar). Todo es controlado a través de sensores con GPS incorporados en las bicicletas y una aplicación en el teléfono del usuario.

Muchas ciudades norteamericanas y latinoamericanas están introduciendo sistemas similares a una escala más pequeña, pero es la llegada de los gigantes chinos lo que marcará el ritmo del juego. Después de todo, practicar una actividad como el ciclismo garantiza un día productivo. Si últimamente no tienes las energías suficientes para emprender el día, te invitamos a leer estas rutinas matutinas para ser más productivos.

Pagarles a las personas para que pedaleen más

¿Te gusta la idea de que te paguen por trasladarte hasta tu trabajo? Eso es un prospecto cada vez más real para algunos ciclistas, ya que las empresas y las autoridades locales de ciertas partes del mundo incentivan el trasladarse en dos ruedas.

En países como Bélgica, Alemania, Países Bajos e incluso los Estados Unidos (normalmente conocido por no tener políticas amigables para los ciclistas) existen descuentos en impuestos para los que prefieran el uso de bicicletas. Incluso el fabricante de automóviles: Tesla, ha ofrecido pagar a sus empleados si deciden utilizar una bicicleta en lugar de conducir.

Dado que el ciclismo tiene beneficios económicos, sociales y más importante, ambientales, al compararlo con conducir automóviles, tiene sentido que los gobiernos y empresas estén incentivando esta actividad (sin mencionar el hecho de que aquellos que conmutan en bicicleta son más productivos y son menos propensos a ausentarse del trabajo por enfermedad).

Luces de tráfico inteligentes

Desde que Copenhague (ciudad de Dinamarca) anunció por primera vez que se unía a la “ola verde” en el 2004, donde la duración de las luces de trafico igualaban la velocidad de los ciclistas en lugar del tráfico automotor, los semáforos se han vuelto aun más inteligentes.

Algunos detectan que hay un gran número de ciclistas, permaneciendo de esa manera en verde por más tiempo para permitir que puedan transitar con mayor facilidad; mientras que otros (como aquellos en Odense, Dinamarca) detectan cuando está lloviendo, dándoles prioridad a los ciclistas para que no pasen tanto tiempo bajo la inclemencia del clima.

Otras señales de tráfico, diseñadas en Brabante en los Países Bajos e introducidas en la mencionada Copenhague recientemente, miden la congestión en las ciclo vías y sugieren rutas alternativas menos congestionadas para los ciclistas.

Calles de adoquines

La mejor manera de animar a los ciclistas en los caminos es reduciendo la amenaza de los vehículos automotores. El camino debería ser lo suficientemente estrecho para que los autos no puedan adelantar a los ciclistas o lo suficientemente anchos para que puedan pasar con facilidad (el punto medio de esto llevaría a colisiones).

Algunas ciudades están experimentando ahora mismo con otras opciones: en el centro de Gotemburgo (Suecia) han introducido una calle con un suave pavimento en el medio y con adoquines a los lados. De esa forma, se alienta a los ciclistas a que tomen la parte central del camino, previniendo que los conductores intenten pasarlos de manera peligrosa y también disminuye la velocidad de los automóviles.

El Parque Belle-Vue en Lovaina, Bélgica; está planeando algo similar – una pista con carriles lisos para las bicicletas en ambos lados del camino y una sección elevada con adoquines en el medio, de forma de que cualquier conductor que transite en ese sector tenga una rueda en cada sección, obligándolos a conducir más despacio y con mayor cuidado.

Nuevas reglas para  las intersecciones

¿Deberían los ciclistas ser capaces de continuar su camino durante las luces rojas? Es una pregunta que siempre ha tenido mucha controversia y se está volviendo una realidad en Francia. A los ciclistas se les permite cruzar a la derecha durante la luz roja en la mayoría de los cruces pero el año pasado, se realizó un experimento en algunas intersecciones de Paris.

En estos cruces, los ciclistas tuvieron una luz ámbar permanente, aun le deben dar el paso a peatones y el tráfico en movimiento pero tenían la posibilidad de cruzar durante una luz roja, para de esa manera permanecer lejos de los vehículos automotores que cruzan o aceleran, dos de las principales causas de accidentes.

Mientras tanto, en la ciudad de Ámsterdam en los Países Bajos, decidieron hacer un experimento en un infame cruce, donde se interceptan varias rutas de tranvía, ciclo vías y transito automotor. Contra el mejor juicio de algunos usuarios, se decidió remover las barreras de seguridad y apagar todas las luces de tráfico, de manera que el tráfico del lugar se ordenará por su cuenta.

La prueba fue un éxito, los usuarios de distintos medio de locomoción fueron más cuidadosos cuando pasaban por la encrucijada y el flujo del tráfico mejoró de manera notable.

Aprovechar la información de los usuarios

El surgimiento de las aplicaciones para dispositivos móviles y el hecho de que ahora la gran mayoría cargamos un sensor GPS a todos lados en nuestros bolsillos, han abierto nuevas oportunidades para los urbanistas.

Varias ciudades europeas como Glasgow, Reikiavik y Brisbane, han estado utilizando datos de las apps para ciclistas (las que recomiendan a los usuarios las mejores rutas para recorrer diferentes ciudades) y que a la vez recolectan datos de rutas, velocidades y embotellamientos, para informarse y mejorar las redes de ciclo vías de sus ciudades.

Ruedas para bicicleta sólidos

Que se te pinche una rueda es una de las cosas más frustrantes que le pueden pasar a un ciclista, así que el crecimiento en la prevalencia y calidad de ruedas sólidas anti pinchazos es algo bienvenido para cualquier ciclista que se precie.

Hechos de resistentes “micro células de espuma de polímero de resina,” estas ruedas nunca se revientan o se desinflan, requiriendo de un mantenimiento mínimo. Los ruedas pueden pasar felizmente sobre clavos, vidrio y baches, haciéndolos ideales para uso intenso y lugares con caminos irregulares.

El único inconveniente es que, a pesar de ser sorprendentemente ligeros, son aun mucho más pesados que el caucho y el aire. La tecnología aun le falta camino por recorrer, pero estamos llegando al punto donde las ruedas sólidas se podrán convertir en una alternativa a los neumáticos de aire.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad

Contacto

Carta al editor

banner-galeria