Una Vuelta a Venezuela sin la Lotería del Táchira

  • Por  Carlos Luis Chacón
  • Publicado en Ruta
  • Valora este artículo
    (0 votos)
Una Vuelta a Venezuela sin la Lotería del Táchira
03 Nov
2017

El pasado viernes 27 de octubre en la ciudad de Valera, estado Trujillo, luego de posponerla dos veces, se inició la Vuelta a Venezuela en bicicleta, edición 57, con once equipos de seis integrantes, la noticia sorprendió, pues se habían anunciado 20 planteles, que incluirían tres países invitados, pero solo correría un poco más de la mitad de lo que se esperaba. Sin embargo, el mayor escándalo lo ocasionó la ausencia del equipo bandera del ciclismo venezolano, Lotería del Táchira.

Muchos rumores salieron a la luz pública, y diferentes razones se tomaron el protagonismo en las redes sociales, por lo que decidimos acudir a la fuente para conocer la versión de voces oficiales.

Es así como logramos conversar con Leónidas Ortega uno de los representantes de la institución en materia deportiva, quien aseguró que la ausencia del “Escuadrón Lotero” de la Vuelta a Venezuela tiene una explicación de carácter estrictamente legal, y negó cualquier tipo de negligencia de parte de los encargados hasta ahora de manejar las riendas del equipo.

Todo tiene su origen en la decisión tomada por la junta directiva de Lotería del Táchira de darle autonomía al equipo con la creación de su propia personalidad jurídica, algo que nunca se había hecho. Para ello se decidió la desaparición de Sport Táchira, el hasta hace poco brazo deportivo de la empresa lotera, y esto dio paso a la posesión temporal de los bienes por parte de una junta liquidadora.

Quien preside el Club es el entrenador, dirigente deportivo y político Fabián Uquillas, pero todavía no se ha consumado la creación de esta nueva figura con la entrega de esos bienes, y al estar en manos de la junta liquidadora se podría decir que todo lo material que antes tenía Sport Táchira y que pasará a manos del Club, se encuentra en un espacio intocable, y de utilizar bicicletas, vehículos, o cualquier otro elemento estarían incurriendo los responsables, en ilícitos jurídicos.

Queda claro entonces, mediante la versión oficial, la razón por la que los loteros no acudieron a la Vuelta, aunque, según, Ortega, todo se decidió el día previo al pautado para viajar al Estado Trujillo.

El dolor de cabeza de muchos

Desde hace varios años el equipo Lotería del Táchira se convirtió en un ícono del ciclismo venezolano, bandera publicitaria rodante de la institución patrocinadora, y ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de pedalistas que vieron desfilar por el plantel a los mejores exponentes del deporte de las bielas que se dieron gusto paseando y ganando títulos por las carreteras de Venezuela.

Sin embargo, el equipo ha pasado por altibajos administrativos a lo largo de su existencia, que han generado rumores, en varias ocasiones relacionados con su desaparición, probabilidad descartada en reiteradas oportunidades en las que la presión de los medios de comunicación fue punta de lanza en la lucha por mantener en vivo al equipo.

Llama la atención que a lo largo de casi cincuenta años de actividad, que celebrará en 2018, el llamado “Club de Ciclismo más antiguo del mundo” no había tenido personalidad jurídica. Su manejo deportivo y administrativo estuvo a cargo en los últimos años de Sport Táchira, y entonces surgió la idea de cortar la dependencia del equipo de ciclismo y darle una identidad propia, iniciativa que nace de la junta directiva encabezada por la presidenta Aise Maurice.

Haciendo memoria corta desde el gobierno regional de Ronald Blanco, oficialista, pasando por el César Pérez Vivas con la gestión de Ángel Pernía de tendencia opositora, y luego con la llegada al poder en la Gobernación del Táchira de José Gregorio Vielma y el encargo de las funciones presidenciales del ente lotero a Oscar Romero Vallenilla del sector oficialista, siempre hicieron los posible por mantener como protagonistas a los equipos de ciclismo Lotería y Kino, y llegaron a tener muy claro el significado de tener bajo su tutela al equipo de ciclismo élite más importante de Venezuela.

Un empujoncito para caerse

La situación económica de Venezuela, la tan negada caída de las ventas del Kino por el cambio de animador en los sorteos y el mal manejo del tema publicitario ya muy golpeado por la restricción de horarios en la radio y televisión nacional exigidos por la Ley resorte a las juegos de lotería, comenzó a tener sus daños colaterales.

Luego, Romero Vallenilla deja el cargo y desde el Palacio de los Leones se designa a un joven que no reunía los requisitos para ser presidente de Lotería del Táchira, apenas con 24 años y sin título profesional, pero que igual tomó el cargo gracias a que se hicieron los cambios legales necesarios para dejarlo en el puesto, contra viento y marea, pues si la ley no lo permitía, sencillo, se cambiaba la ley.

Se trataba de Luis Aníbal Velázquez, lo cual fue sin duda un infortunio para los ciclistas, pues desde entonces las cosas no fueron iguales, ya que el novel mandamás menospreció la existencia del equipo, y comenzaron a presentarse una serie de fallas que superaron cualquier eventualidad de otras épocas, a tal punto que en la Vuelta al Táchira 2017 que ganaron con Jhonatan Salinas hubo protestas previas por parte del plantel, donde solo se quedaron quienes creyeron en sus promesas, y posteriormente declararon, tal como lo hizo el campeón Salinas, que los engañaron.

Enemigo del ciclismo y el fútbol

Algo que quien escribe ya presagiaba cuando un día en una presentación de la empresa en el viejo sótano, conocido tradicionalmente como “Salón de Sorteos”, nombre borrado de un plumazo y rebautizado como “Salón de la felicidad” por decisión del joven Velásquez, tuve la oportunidad de conversar algunos minutos con él sobre el tema de los deportes, los equipos de ciclismo y fútbol de la institución, su futuro y planes a largo plazo, pero me encontré con una sorpresa.

“La realidad es que el Ciclismo y el fútbol no existen en Venezuela. Esos equipos son una carga para Lotería, igual que el apoyo que se le da al Deportivo Táchira. Ni el baloncesto, en Venezuela solo se habla de beisbol, por eso vamos a orientar nuestro apoyo publicitario para ese deporte con una inversión inicial para los partidos televisados de un reconocido equipo de la liga”, aseguró. Así que lo que pasó posteriormente tenía una explicación clara, aunque cada vez que pudo en público disimuló con su discurso su verdadera forma de pensar.

El próximo compromiso de relevancia es la Vuelta al Táchira 2018, y sí las cosas son tal como se ha adelantado, sobre una nueva era del equipo, que igual como Club usará el nombre de Lotería del Táchira contando con un compromiso publicitario que le permitirá sostenerse, en pocos días deben conocerse noticias sobre los hombres que comenzarían a prepararse para la carrera de ciclismo más importante de Venezuela.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad

Contacto

Carta al editor

banner-galeria