Ciclistas Bajo Sospecha

Hace poco en mi cuenta de twitter personal (@bidagil) escribí “Mollema fue rival de Juan Torres, Richeze de Gil Cordovés y Boonen compañero de Rujano”, todo en el marco de la Vuelta a San Juan donde aquellos grandes ciclistas brillaron y en la que por cierto participó Yonder Godoy.

¿Qué quería reflejar? Pues que talento sí se tiene. Y recordaré con más detenimiento lo mencionado en la red de los 140 caracteres. En el Tour de Turquía del año 2010, Juan Torres que formaba parte del Team Cinelli se encontraba peleando el título con un tal Bauke Mollema, ambos iniciaban su andar en el ciclismo profesional. El Cinelli se extinguió y con el equipo las opciones de Torres, junto con las de Darwin Urrea y Jesús Pérez, otros miembros de la escuadra italiana.

Urrea fue compañero de Richie Porte en Italia, siendo ambos amateurs y “Chuo” Pérez logró un par de victorias en la comunidad de Madrid, pero regresemos al Tuit. En el 2007 se celebraba el Tour de San Luis, allá estaba el CSC con el argentino Juan José Haedo en plan estelar para los sprints – años después vencería en una etapa de la Vuelta a España- Maxi Richeze que luego pasaría al Lampre y ahora está en el Quick Step y Gil Cordovés defendiendo los colores del Tecos Mexicano, los tres protagonizaron vibrantes duelos en las llegadas masivas.

Y... ¿no recuerdan que Rujano fue compañero de Tom Boonen? El paso del merideño fue fugaz por la escuadra belga, quienes vieron en él un corredor capaz de disputar la generales de las vueltas, pues para las clásicas estaban armados, el plan no funcionó y ese rol se lo dieron luego a Rigoberto Urán.

Hay más anécdotas, Honorio Machado compartió podio con Robbie McEwen en una Paris Tours, José Ramos tuvo un paso exitoso por el Caixanova en España, pero ninguno logró establecerse, pero sobre todo Venezuela no empieza a exportar ciclistas

En relación a mi editorial anterior alguien me dijo “estoy de acuerdo con lo que dices, pero falta algo que se come nuestro ciclismo y es el dopaje, pero sé que no te gusta escribir sobre eso”. Es cierto, no me gusta escribir sobre eso, no porque lo avale, sino porque el tema se explota como escándalo, el ciclista culpable es una especie de asesino en serie y hay delitos mucho peores, de los políticos de oficio por ejemplo, que no reciben tal reprimenda. Pero también es cierto que el dopaje evita que nuestros ciclistas salgan de la comodidad de nuestras fronteras.

Nuestro últimos ciclistas profesionales, han tenido actuaciones discretas en nuestro país. Yonder Godoy, ahora Edwin Torres y antes Jackson Rodríguez, Carlos Ochoa y no es raro oír, ¿por qué si no ganan nada acá, corren allá? “Corren limpios”, me dijo una vez un técnico extranjero. ¿Estoy diciendo entonces que los que no van a Europa se dopan? De ninguna manera, pero sí tienen una sombra de sospecha sobre ellos.

No quiero extenderme con el tema del dopaje, sinceramente no me gusta escribir sobre eso, pero es una razón más, junto con la falta de estructura interna, ese anti ciclismo del que hable en enero, la ausencia de nuevas ideas dirigenciales y la falta de conexión entre lo que se dice y lo que se termina haciendo, que nos mantienen estancados y como el mundo no se ha detenido, estamos retrocediendo.

Se tuvo convenio con el Androni o con el Southeast, pero hay fórmulas más económicas, participación en los campamentos de verano de los equipos profesionales, asistencias a eventos como el  Tour l'Avenir en Francia, el Memorial Valenciaga en España, eventos que sirven de vitrina para los ciclistas que desean ir al profesional. Que el venezolano se forme como amateur en Europa y sea su talento el que lo lleve al profesional, no la chequera del Estado, que puede invertir ese dinero de otra manera, como teniendo más pruebas UCI en el país por ejemplo.

Y el MTB, la Pista y el Bicicross, son incluso más sencillos, al ser deportes individuales, no se requiere tener un mínimo o un máximo de ciclistas por eventos, se necesita sí un equipo de trabajo consolidado y que tengan el mismo peso al momento de establecer prioridades, la medalla olímpica llegó de la mano de Bicicross, los títulos mundiales también y los podios mundialistas han llegado de la mano de pista. El MTB tiene deudas en ese sentido, pero no se le puede juzgar, pues nunca han participado.

¿Se discutirán de estas cosas alguna vez? Espero que sí, de momento los interesados se mantienen hablando de otras cosas, las mismas que nos tienen en este letargo eterno que aburre y agota.

Información adicional

  • Nota:

    Los conceptos emitidos en este espacio, las ideas, opiniones e informaciones expresadas son de absoluta responsabilidad del columnista.

David Gil

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Comentarios  

0 # Tasha lopez 14-02-2017 22:33
Excelente editorial.Recie ntemente tuve la oportunidad de leer en un analisis de caso con detalle la historia de Amstrong y me impresionó todo lo que se tejió detrás de este caso. Cosas muy delicadas e interesantes. El manejo comunicacional fue crucial . Por eso entiendo y respaldo que David asuma con responsabilidad y criterio la idea de los temas sobre los que prefiera escribir. Estas herramientas de comunicación deben aprovecharse para explotar lo positivo y eventualmente comentar y asumir posiciones sobre temas tan delicados.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

MTB

Publicidad

Contacto

Carta al editor

banner-galeria