LI-LI-BETH CHA-CON Destacado

LI-LI-BETH CHA-CON
16 Abr
2019

En negritas y mayúscula sostenida debe escribirse todo lo que hace sobre una bicicleta la tachirense Lilibeth Chacón.

Si el ciclismo fuera un espectáculo al cual se tuviera que pagar entrada, sin dudar pagaría por ver competir a Lilibeth, su poca estatura es inversa a su garra y carácter sobre la bicicleta, no sale a especular, no sale a esperar, sale a ganar y ataca en consecuencia. Así lo he visto en los óvalos y también en la ruta, pero cuando ha probado en el MTB repite el guión y por lo general las victorias le sonríen.

Acaba de ganar en Colombia la Vuelta a Cundimarca y también la Clásica de Anapoima, allí venció de tú a tú a Blanca Liliana Moreno, para mayores señas ciclista profesional del Astana y una fija dentro de la poderosa selección colombiana, primero venció a Moreno en el ascenso y después le sacó 1 minuto en una contrarreloj de poco mas de 10 kilómetros, simplemente contundente.

Son muchas las imágenes de gloria que ha dejado en la retina la ciclista que supera por poco el metro cincuenta de estatura. Derrotó a una leyenda como María Luisa Calle, en la pista, superó de nuevo a cuatro ciclistas colombianas en una fuga para hacerse del Oro Bolivariano, su medalla de oro en la prueba por puntos en los Juegos Suramericanos o sus tres etapas de la Vuelta Internacional a la Azulita.

Lilibeth Chacón vive todo de prisa, acumula en su joven carrera tanto éxitos como momentos amargos, en tan poco tiempo nos hace olvidar que cuenta tan solo con 27 años de edad.

Su talento la llevó al ciclismo profesional con el Bizcaia Durango en el 2012 y también estuvo el año pasado en las filas del de S.C. Michela Fanini italiano con el que se convertiría en la primera venezolana en participar en el Giro de Italia Femenino. No obstante no ha logrado la regularidad de poderse establecer en el ciclismo profesional y es que se ha encontrado con quizás su rival más fuerte, ella misma.

Con una suspensión por doping de dos años (entre el 2014 y el 2016) y un carácter difícil por momentos, Lilibeth pareciera en el pasado no haber podido asimilar el volumen de su talento, el éxito llegó demasiado pronto, pero los golpes también y hoy se encuentra en una edad clave para un ciclista, lo suficientemente mayor para no ser considerada una promesa, sino con ya un currículum sólido y lo suficientemente joven para tener mucho margen de mejora.

Tomando en cuenta la mayor longevidad de las mujeres en el alto rendimiento y las condiciones únicas de la nacida en el Piñal, estamos seguro que tendrá nuevas oportunidades, su brillo es muy difícil de tapar, a pesar de no tener respaldo oficial pleno en Venezuela y de tener que remar en solitario muchas veces, Lilibeth debe seguir escribiendo páginas doradas en el ciclismo venezolano.

En Colombia, es una tesa, en Venezuela, es una dura, sólo espero que pueda regresar al ciclismo profesional y demostrar en los mejores escenarios del mundo todo lo que puede hacer en competencia.

Mientras tanto, Mis respetos a Lili.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Pista

Publicidad

Contacto

Carta al editor

banner-galeria