Fuglsang y Superman resucitan con el Astana en La Cubilla

  • Por  As
  • Publicado en Ruta
  • Valora este artículo
    (0 votos)
Fuglsang y Superman resucitan con el Astana en La Cubilla
10 Sep
2019

Mientras Jakob Fuglsang se abría paso entre la niebla hacia la meta de La Cubilla para apuntarse la 22ª victoria de su carrera (pero la primera en una gran vuelta), Superman López arrancaba en el grupo de favoritos con fuerza. El Astana volvía a sonreír en La Cubilla después de varias jornadas en las que su trabajo para el colombiano no tuvo ninguna recompensa. Las dudas que dejó Superman provocaron que tanto en el Acebo como ayer se jugasen dos manos diferentes: la lucha por la etapa y por la general. Ayer les salió a la perfección. “El objetivo era que Luis León y yo luchásemos en la escapada, como hicimos con Ion Izagirre camino del Acebo. Y si no podíamos optar por el triunfo, tendríamos que dejarnos caer para ayudar a López”, explicó el danés, que se convirtió en el ciclista que estrena la cima asturiana.

No hizo falta que miraran atrás y pudieron desplegar su estrategia. “Lo intentó primero Luis León y luego yo, cuando supe que me podía ir. Puse mi ritmo y al ver que los rivales se acercaban, volví a arrancar”, explicó Fuglsang, que sumó su quinto triunfo del año. El danés, además, se resarció de su desgraciado Tour, en el que partió como favorito y se despidió por una caída: “Demostré que no sólo soy capaz de hacer buena primavera, uno de mis objetivos en esta Vuelta era ganar una etapa”. Aunque llegó a la Vuelta con galones de colíder del equipo, él se encargó de confirmar que no estaba para la general.

Su función era arropar a un Superman López que recuperó la sonrisa en La Cubilla tras transmitir malas sensaciones. Se alegró y felicitó a su compañero por la victoria. “Se trabajó para la jornada y para la clasificación, y se consiguió. Por mi parte, recuperé unos segunditos y eso siempre es positivo”. Todo hace que el tramo final de la Vuelta, a 17 segundos de Pogacar, lo pueda encarar con aspiraciones de, al menos, subir al cajón de la Vuelta: “Me voy motivado al día descanso, aún quedan oportunidades, debo recortar tiempo y tenemos un buen bloque”. Un Astana que resucitó en La Cubilla.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ruta

Publicidad

Contacto

Carta al editor

banner-galeria