El velocista criollo Orluis Aular, ficha del Matrix Powertag japonés, está a tres paradas de conseguir victoria absoluta en el circuito Pro Tour de ciclismo de Japón, al asegurar su quinto triunfo en tierras asiáticas el fin de semana y amarrar la clasificación general con 4.366 puntos.

El yaracuyano de 22 años de edad, que ya pactó con el Caja Rural de España por las próximas dos temporadas, siendo junto con el español Joel Nicolau y al ecuatoriano Jefferson Cepeda los tres fichajes de lujo de la escuadra navarra, ha tenido un año muy positivo con triunfos UCI que lo mantienen en ruta de clasificación a Tokio 2020.

El fin de semana se adjudicó el primer lugar del 4to criterio JBCF de Mabashi. El sprinter nativo de Nirgua se midió de tú a tú con el italiano Federico Zurlo, y salió airoso con tiempo final de 7 horas, 32 minutos y 49 segundos, por encima del local nipón Atsushi Oka y del argelino Youcef Reguigui.

El‘Japón Pro Tour es un circuito que consta de 14 válidas que se disputa entre marzo y octubre. Antes de su victoria en el 4to criterio JBCF de Mabashi, Aular dominó el GP Ministro de Economía y Comercio en Hiroshima.

Aular acumula cinco podios en Japón y ocho victorias en el Pro Tour en lo que define como “el año más increíble de toda mi vida”, corriendo para el Matrix Powertag nipón, equipo con el que se adjudicó una etapa y la general del Tour Kumano en junio, resultados que lo mantienen muy cerca de la victoria en el circuito asiático.

Orluis, campeón este año de la Vuelta a Venezuela, se mantiene en ruta a los Juegos Olímpicos Tokyo 2020.

El pedalista merideño Ángel Rivas (Gobierno de Miranda) categoría Elite se adjudicó el triunfo en la IX Regional de Ciclismo efectuada el domingo 29 de septiembre en la localidad de Cabimas estado Zulia, evento organizado por Raxzo Talis, FUNDACILAG e IMDEC y contó con la participación de ciclistas de los estados, Trujillo, Barinas, Aragua y Zulia.

Ángel Rivas (Gobierno de Miranda) saco a relucir su experiencia y condiciones para llevarse la victoria en la categoría Open, posteriormente arribaron a la meta los experimentados corredores trujillanos, Dervis Urdaneta y Juan Ruiz. El titulo de los Sprint fue para Orlando Padrón (Cabimas), sub campeón Dervis Materano.

Resultados de otras categorías:

Máster A y B

1- Lervis Rojas (Sofikar)

2- Luis Rodríguez (PDVSA)

3- Manuel Sánchez (Team Juguetera Cojedes)

4- Juan Jiménez (Sofikar)

5- Julio Herrera (Trujillo)

Mejor Máster B Lervis Rojas

Categoría C

1- Chaquer Azar (Ciclo Caipe - Barinas)

2- Víctor Yajure (Masa Brayga - Aragua)

3- Nelson Betancourt (Masa Brayga - Aragua)

4- Ender Quiroz (Ciclo Urdaneta)

5- Enrique "El Águila" Campos

Master D

1- Luis Urdaneta

2- Rafael Tronpiz (Cabimas)

3- Marcos Mejias

Campeón Sprint Chaquer Azar, sub campeón Víctor Yajure. Mejor de la categoría D Luis Urdaneta.

Categoría Recreativa A1

1- Antonio Cañizales (Baralt)

2- Edgardo Rodríguez (MTB)

3- Roberto D Agostine (Trujillo)

Recreativo B

1- Leonardo Castellano

2- Oswaldo Pirela (Ciudad Ojeda)

3- Miguel Lameda (Ciudad Ojeda)

Los residentes de la localidad de Zaraza estado Guárico asistieron en multitud a presenciar el I clásico ciclista Memorial Calvin “Pami” Cheremos y contribuyeron con el éxito organizativo del evento patrocinado por la Alcaldía del municipio Pedro Zaraza y varios empresarios identificados con el deporte.

El Team La Roca – Monagas continúo su racha victoriosa en la I edición del clásico ciclista Memorial Calvin “Pami” Cheremos. Los pedalistas Máster A de la divisa monaguense, Alfredo Teresen, Tomas Teresen y Andrés Castillo se fugaron del lote apenas habían transcurrido 10 kilómetros, doblando a sus adversarios con dos vueltas del circuito de 1 kilómetro, 500 metros, llevándose la victoria Alfredo Teresen, segundo Tomas Teresen, tercer lugar para el campeón nacional categoría B Andrés Castillo, todos con tiempo de 1 hora, 2 minutos, 8 segundos para los 45 kilómetros, en la cuarta posición arribo Carlos Lizardo (Tricaiman – Anzoátegui) y Neomar Betancourt (Team La Roca - Monagas) ocupo la quinta posición para optar por la premiación.

Jonathan Mendoza, Neomar Betancourt (Team La Roca - Monagas) y Antonio Cheremos (El Mesón de La Abuela - Zaraza), corredores de la categoría B hicieron vibrar a los espectadores al partir del lote y decidir la prueba bajo una lluvia de aplausos en favor de Antonio Cheremos, sin embargo, los monaguenses se llevaron los máximos honores, primero Jonathan Mendoza, segundo Neomar Betancourt, tercero Antonio Cheremos, parando los cronómetros en 56 minutos, 40 segundos para los 40 kilómetros asignados, Euquerio Tovar (Servicios Técnicos YM CA Anaco – Anzoátegui) arribo cuarto y Hendry Blanca (Team Chaguaramas – Guárico) ocupó la quinta posición.

En la categoría C se lucieron los pupilos de Domingo “El Líder” Pérez, presidente de la Asociación del estado Guárico, al llegar en solitario a la meta José “El Novato” (Ferreindustrias Valle La Pascua), empleando tiempo de 49 minutos, 30 segundos en los 35 kilómetros, Gualberto Rodríguez (CPNB – Distrito Capital) se quedó con el segundo lugar, el veterano Freddy Loreto (Ferreindustrias La Pascua) termino en el tercer lugar y Héctor García (Valle La Pascua) ocupo la cuarta posición, a pesar de sufrir una aparatosa caída al enredarse con otro corredor caído, llegando a la meta con escoriaciones en varias partes del cuerpo.

El éxito de este evento fue gracias al apoyo de la joven Jusmarly Fonseca, alcaldesa del municipio Pedro Zaraza, Víctor Laya director de deportes municipal, Euquerio Tovar, la familia Cheremos por intermedio de Euclides Cheremos, Mercedes de Cheremos, padres del extinto, Nayla Herrera, viuda de Cheremos y demás familiares quienes recibieron una placa en homenaje póstumo a Calvin “Pami” Cheremos, además, el valioso aporte de algunos comerciantes, la enorme cantidad de público que respaldo con su presencia cívica el espectáculo que protagonizaron ciclistas de varios estados del País.

La fortaleza mental es el secreto de Mads Pedersen, el fenómeno danés de 23 años, que le regaló a su país el primer maillot arcoíris de su historia como campeón del mundo. Hacen falta unas piernas poderosas y una mentalidad de hierro para sobreponerse a los elementos; a seis horas y media de lluvia incesante, al frío y la tentación de bajarse de la bicicleta, e incluso de abandonar el ciclismo después de un día así, en el que sólo acabaron 46 ciclistas de 197 participantes.

Pero mientras los demás claudicaron, Pedersen no lo hizo. Fortaleza mental. No en vano las carreras que más le gustan son la París-Roubaix y el Tour de Flandes, donde la voluntad se afloja mientras la bicicleta se bambolea y vibra sobre los adoquines. “Hay que estar muy fuerte para eso”, dijo, otro de los componentes de la ilustre generación de ciclistas jóvenes que empiezan a desplazar a los veteranos.

Todo se desencadenó unos minutos antes, cuando a Mathieu Van der Poel, el nieto de Raymond Poulidor, que consiguió tres medallas de bronce en los mundiales de los años sesenta del siglo pasado, se le vino el cielo encima y se le cayó el sistema operativo, y a Davide Cassani, el seleccionador italiano, se le abrió un abanico de posibilidades. La defección del holandés fue brutal. Formaba parte del grupo de hierro que se iba a disputar el jersey arcoíris. Medio kilómetro antes había escuchado el agradable sonido de la campana que anunciaba que a aquel recorrido infernal apenas le quedaba una vuelta más. Y Van del Poel estaba en todas las quinielas. Pero de repente se desenchufó. Sin que nadie atacara, se quedó sin fuerzas a 12 kilómetros de la llegada. Un metro, dos, un centenar, subiendo piñones, bajando plato para suavizar el pedaleo, pero ya no había esperanza. Le adelantó el pelotón que llegaba por detrás. Se acabó. Perdió once minutos en doce kilómetros.

Y entonces suspiró Italia, con dos ciclistas en el grupo de cuatro: Moscon y Trentin. Dos balas en la recámara, junto al suizo Kung y el danés Pedersen, cuatro titanes en el último esfuerzo. Pero en Oaks Bates, la última tachuela, desfalleció también Moscon, que perdió unos metros definitivos. Mateo Trentin se quedaba solo, sin alternativa, y aunque supiera que tenía la medalla asegurada, se puso nervioso en los últimos metros. Sufría por la responsabilidad y los calambres. Lanzó el esprint, que en otras condiciones se hubiera podido calificar como seco, aunque bajo la lluvia sonara a burla, demasiado pronto. Le fallaron las fuerzas y le adelantó Pedersen. El suizo Kung ya sabía que el bronce era un premio para él y ni siquiera disputó las otras dos medallas.

No fue el día de Valverde, que vio desde el hotel cómo Pedersen recibía el maillot que él llevó durante un año, pero en realidad no era el día de nadie, ni de los aficionados que aguantaban a pie firme bajo la lluvia, que a veces era menos intensa, por ser optimistas, pero que todo el día golpeó machacona al pelotón en su infierno particular por las carreteras de Yorkshire, que no llegaron a adentrarse por el parque natural del condado para evitar males mayores.

Una tortura
Se sacudían las mangas los ciclistas, convertidas en esponjas, como en un exorcismo, para quitarse el agua de encima; algunos se desembarazaban de los botines; todos sufrían en el ejército negro, –el color de los chubasqueros–, que circulaba sin poder evitar el remojón y la tortura durante casi seis horas y media que parecieron seis semanas.

Para cuando Valverde decidió que no merecía la pena seguir, el pelotón ya había perdido a más de medio centenar de ciclistas, entre ellos a algunos ilustres. A Gilbert, que sufrió una caída en Pairlament Street, ya dentro del circuito, antes del primer paso por meta. Tenía esperanzas y las perdió de golpe. Le acompañó en la desgracia el prometedor Evenepoel, que acudió en su ayuda. Se quedaron los dos descolgados y doloridos. Roglic, que había tenido el valor, o la inconsciente osadía de meterse en la primera escapada, junto a Carapaz y Quintana, –tres ganadores de grandes vueltas–, también se escapó al box de su equipo en cuanto encontró un hueco en las vallas, agotado y helado. En España había sido García Cortina el primer damnificado, con problemas estomacales. Luego Valverde, y tras él un rosario de ciclistas sin esperanza, con el objetivo desenfocado.

En la selección española sólo los hermanos Izagirre dieron la cara cuando vieron que nada más tenían que hacer. Ion intentó enlazar en los últimos kilómetros con los escapados que se iban a disputar las medallas, pero finalmente el hilo se rompió y se resignó a mantenerse en el pelotón. Acabó decimosexto. Su hermano Gorka fue noveno. En un día tristón, Harrogate coronó a un nuevo campeón del mundo, Mads Pedersen, otro ejemplo de la nueva generación de ciclistas que vienen, y que en 2019 han eclosionado en el pelotón.

La ciclista neerlandesa Annemiek van Vleuten se tomó este domingo la revancha de la derrota el martes en la contrarreloj y con un recital en solitario en los últimos 105 kilómetros se hizo con su primer maillot ́arcoíris ́ en línea al
ganar la prueba de los Mundiales de Yorkshire (Gran Bretaña) de ciclismo en ruta sobre un recorrido de 149,4 kilómetros.

Acompañaron en el podio a Van Vleuten, que terminó la prueba en 4 horas, 6 minutos y 5 segundos, las dos primeras de 2018, a las que superó en 2.15 y 2.28 minutos, respectivamente: fue segunda su compatriota Anna van der Breggen, oro el año pasado, y tercera la australiana Amanda Spratt, a la que la otra gran neerlandesa de esta época la dejó atacando en un repecho a 5 kilómetros de meta.

Oro y plata para Holanda de las corredoras que fueron plata y bronce en la crono por detrás de la joven estadounidense Chloé Dygert, hoy cuarta a 3.24 después de soñar un buen rato con la plata.

Quinta terminó la italiana Elisa Longo Borghini, a 4.45, y poco después llegó a 5.20 el gran grupo liderado por otra holandesa que ganó fácil el sprint para ser sexta. La eterna Marianne Vos, campeona en 2006, 2012 y 2013. 

CLASIFICACIÓN RUTA DAMAS (149,4 KM). (Top 20)

1. Annemiek van Vleuten (NED) 4:06:05 ORO
2. Anna van der Breggen (NED) +0:02:16 PLATA
3. Amanda Spratt (AUS) +0:02:28 BRONCE
4. Chloe Dygert-Owen (USA) +0:03:24
5. Elisa Longo Borghini (ITA) +0:04:45
6. Marianne Vos (NED) +0:05:20
7. Marta Bastianelli (ITA) +0:05:20
8. Ashleigh Moolman (RSA) +0:05:20
9. Lisa Brennauer (GER) +0:05:20
10. Coryn Rivera (USA) +0:05:20
11. Christine Majerus (LUX) +0:05:20
12. Arlenis Sierra (CUB) +0:05:20
13. Amalie Dideriksen (DEN) +0:05:20
14. Sofie de Vuyst (BEL) +0:05:20
15. Emilia Fahlin (SWE) +0:05:20
16. Alison Jackson (CAN) +0:05:20
17. Audrey Cordon-Ragot (FRA) +0:05:20
18. Alena Amialiusik (BLR) +0:05:20
19. Amy Pieters (NED) +0:05:20
20. Paula Patiño (COL) +0:05:20

La Unión Ciclista Internacional (UCI) organizará los primeros Mundiales de eSports de su deporte en 2020, según anunció su presidente, David Lappartient, en el local en Harrogate de Zwift, la empresa con la que se ha embarcado en esta aventura. Las pruebas mundialistas se disputarán el próximo año en Aigle y Martigny, junto a la sede de la UCI, del 20 al 27 de septiembre.

La asociación de la UCI con Zwift, una plataforma en línea en la que se puede pedalear en un mundo virtual y competir contra cualquier persona conectada, permitirá alcanzar un “hito en la historia del ciclismo”, como definió Lappartient: “Observamos con atención la irrupción de los deportes electrónicos. Como organismo rector, debemos permanecer abiertos a las innovaciones técnicas y al cambio, y ser relevantes para todos los públicos”.

Craig Edmondson, director general de Zwift, confirmó que habrá paridad en premios, cobertura y el número de carreras entre hombres y mujeres: “Disponemos de un lienzo en blanco para crear una nueva modalidad ciclista”. A principios de 2019 se lanzó la Kiss Super League, para corredores profesionales, y en mayo se rumoreó que el Giro podría emplear Zwift para realizar un prólogo online en el futuro.

Publicidad

Contacto

Carta al editor

banner-galeria